CINTURONES BORDADOS PERSONALIZADOS

Elige entre las marcas Shureido y Kaiten, con tejido de algodón, seda natural o seda satín, bordados en la fábrica de Okinawa o en Europa con maquinaria japonesa, letras latinas o caligrafía japonesa y una gran variedad de colores y tipos de hilo. Haz de tu cinturón de karate algo único.

Consigue tu cinturón bordado totalmente personalizado en Okinawa (Japón) en 2/3 meses. Somos distribuidores oficiales. Y para bordados personalizados confeccionados en Europa (bordado traspasando), el tiempo de espera es de aproximadamente 15 días.

 

Personaliza tu cinturón de karate

En Hajime Karate somos especialistas en cinturones bordados. El cinturón negro de karate es el primer paso en el camino del karateka. Una vez que ha dejado atrás los cinturones de kyu o grado, los cinturones de color, empieza de verdad su camino hacia él mismo o ella misma en el mundo del Karate. Por este motivo, un paso tan importante como éste, lo atendemos en Hajime con especial mimo y cariño. Para nosotros cada uno de estos cinturones negros bordados significa la constancia, dedicación y pasión de cada una de las personas que hay detrás. Son obras de arte que cuidamos al máximo porque vienen totalmente personalizados al gusto del karateka. 

Especialistas en caligrafía japonesa 

Somos la única empresa dedicada al mundo de Karate que cuenta con personal japonés en sus filas, especializados en caligrafía japonesa. 

Tu cinturón, paso a paso

Te vamos a explicar cómo es el proceso, tanto de fabricación como de elección del mejor cinturón bordado, para que se adecúe exactamente a lo que estás buscando. También te dejamos un link para guiarte en todo el proceso y que puedas elegir paso por paso lo que más te gusta.  

Elige la marca de tu cinturón

Para empezar, deberemos decidir qué marca vamos a escoger para nuestro cinturón bordado. En Hajime Karate te ofrecemos dos de las marcas más tradicionales y prestigiosas especializadas exclusivamente en Karate: 

  • Kaiten: marca alemana que ofrece sus cinturones en tres calidades y a un precio muy económico. La relación calidad/precio de estos cinturones es muy elevada. La tipografía que usan para bordar los cinturones es diferente de Shureido, los kanjis son menos gruesos. 
  • Shureido: marca japonesa por excelencia que sigue fabricando y bordando sus cinturones a mano de forma tradicional en la isla de Okinawa. Un salto a la excelencia. Un cinturón de Shureido simboliza y te identifica con los valores propios de la marca: respeto por la tradición, arte, humildad, perfección en el trabajo, no conformarse ni rendirse hasta que el producto queda perfecto. Su precio es más elevado que el de Kaiten, pero un cinturón Shureido bordado en la isla de Okinawa es una pieza única.

Tejidos de cinturones de karate

Una vez tenemos clara la marca, tendremos que decidir qué tipo tejido queremos para nuestro cinturón: 

  • Algodón: hablamos del mismo tejido que hemos usado ya en cinturones de color. El grosor del cinturón cambia porque el relleno de un cinturón negro de calidad superior es mayor, pero hablamos del mismo tejido. Es un cinturón resistente, que no brilla, sino que el tejido es como mate, dura mucho más tiempo, es más resistente y tarda mucho en pelarse y quedarse blanco. Es muy fácil hacer el nudo y que se mantenga, apenas se necesita domar el cinturón. Es más o menos a lo que ya estamos acostumbrados de color en color. 
  • Seda-satín: es una imitación a la seda natural, pero brilla un poco más y resbala un poco menos que la original. El relleno del cinturón sigue siendo de algodón pero el revestimiento es de seda-satín. Hablamos de un cinturón que es más delicado puesto que en cuanto se roza por ejemplo de llevarlo en la mochila o de trabajar con él puesto, tiende a pelarse con más facilidad. Son aquellos cinturones que al tiempo se va pelando la seda satín y va clareando el interior blanco de algodón, que es lo que le da consistencia al cinturón. 
  • Seda natural: una de las pocas marcas que trabaja el cinturón negro de seda natural es Kaiten. Esto es debido a que la seda natural es un material difícil de conseguir y muy elevado de precio. De hecho, podemos entenderlo al pensar que no es lo mismo equivocarse en un bordado o que se enganche una puntada en un cinturón de algodón que en uno de seda natural. La etiqueta de este cinturón que roza la excelencia es también especial y el propio cinturón se acompaña de una caja de lujo muy resistente y elegante para guardar el cinturón y que permanezca mucho más tiempo en perfecto estado. 

Medidas de cinturones de karate

La medida del cinturón de karate es fundamental para que nos quede exactamente como queremos. La que podemos escoger para nuestro cinturón bordado depende, sobre todo, del tipo de bordado que vayamos a elegir.

Después explicaremos qué tipos de bordados hay disponibles. Pero vamos a definir qué medidas podemos elegir y algunas particularidades que debemos tener en cuenta: 

    • La medida estándar para un cinturón de grosor normal en adulto o adolescente es la talla 5/290cm. Pero podemos escoger la que prefiramos de diez en diez centímetros. 
    • Si escogemos un cinturón de grosor especial, esto significa que el nudo nos va a subir más, con lo que sería conveniente escoger 10 centímetros más que serán como 5 cm por cada punta. El cinturón es más grueso, por tanto el nudo ocupa más espacio del cinturón y las puntas tienden hacia arriba. 
    • Después hay que tener en cuenta lo que vamos a bordar, para saber con qué espacio contamos entre el final del cinturón y el nudo. Si tienes cualquier duda, es mejor que nos contactes y te asesoraremos. Si se trata de un bordado de estilo o nombre corto, de unas 6 o 7 letras está bien; pero si hablamos de algo de más de 8 letras es mejor asegurarse porque puede que el bordado nos quede en la parte del nudo, con lo que no se apreciaría una parte. 
    • Si elegimos el bordado de fábrica podremos escoger la medida que queramos de diez en diez centímetros. Es decir, que siempre acaben en 0. Por ejemplo, 270 o 310 o 350cm, etc… 
    • Si elegimos el bordado en Europa, tendremos que ajustarnos a lo que hay en stock. Es decir, en la marca Kaiten podremos elegir un cinturón negro bordado en 250, 275, 300, 325 o 350cm. Si elegimos un cinturón Shureido, podremos escoger cualquier medida entre la 270 y la 350cm de diez en diez centímetros. 

Cómo bordar tu cinturón de karate

Llega el momento de escoger nuestro bordado. Primero tenemos que decidir si queremos que las letras del bordado atraviesen el cinturón o que vayan los perspuntes por encima. Te explicamos la diferencia: 

  • Cinturones negros bordados de fábrica: esto significa que el cinturón lo personalizan con todo lujo de detalles y lo confeccionan a mano exclusivamente para ti. El procedimiento artesanal de cinturón bordado es sencillo aunque muy laborioso, por eso hay que esperar un tiempo para conseguirlo perfectamente acabado y al mejor precio. Primero bordan la tela del cinturón con todos los detalles que has solicitado: el tipo de bordado, el idioma, el color elegido… Después le incluyen el relleno de algodón que has seleccionado y lo ensamblan cosiéndolo, con lo que el cinturón queda con un acabado perfecto y sin que las puntadas del bordado se vean por detrás. La parte de atrás del cinturón queda totalmente limpia y en la parte de delante se aprecia el bordado con los pespuntes del hilo negro del cinturón cruzando por encima. Es la opción preferida por la mayoría de karatekas. Hay que tener en cuenta que hablamos de un artículo personalizado, que es por encargo y que tarda unos 3 meses normalmente. Decimos normalmente porque a veces tarda dos y otras, en cambio, casi 4. Tenemos que tener en cuenta que son artículos hechos a mano y que, además, nos encontramos en unas circunstancias especiales. Hay que tener paciencia pero merece la pena esperar porque el cinturón es una verdadera obra de arte hecha para ti. Los kanjis que Shureido borda en los cinturones son mucho más gruesos. 
  • Cinturones negros bordados en Europa con máquinas japonesas: esta opción es muy demandada para regalos, fechas señaladas o exámenes. Y es así porque podemos bordar cualquier cinturón de Shureido o Kaiten con esta opción. El cinturón ya está hecho, lo tenemos en nuestro almacén, con lo que ya está acabado. Entonces se borda directamente en Alemania, con máquinas japonesas para que el resultado sea igualmente muy apreciado por nuestros clientes. Aquí hablamos de una diferencia fundamental: la rapidez, porque en unos 15-20 días tienes el cinturón bordado en casa; y que el bordado es diferente, los kanjis más finos. Como el cinturón ya está confeccionado, el bordado se hace por encima de los pespuntes del cinturón pero ofrecemos al cliente la posibilidad de cubrir el bordado con hilo negro por detrás para que se disimule y quede mucho mejor, con lo que el resultado es muy satisfactorio. 

Qué grosor de cinturón de karate elegir

Una vez tenemos esto decidido, vamos a ver qué grosor de cinturón es el más apropiado para lo que estamos buscando: 

  • Cinturón negro bordado calidad superior grosor estándar: se trata de cinturones negros que miden de ancho unos 4,2cm. Los de Kaiten cuentan con 8 costuras y los de Shureido con 11. Hay que tener en cuenta siempre que son cinturones hechos a mano y, por tanto, puede diferir uno o dos milímetros de lo que indicamos aquí. El cinturón de grosor estándar tiene un interior en algodón cuyo espesor es ideal. Se puede atar y el nudo se mantiene sin necesidad de tenerlo hecho antes. Es fácil hacerse con él. Tiende hacia abajo porque, por ejemplo, un cinturón Shureido negro pesa alrededor de 250-300gr.; un Kaiten entre 200 y 250gr. 
  • Cinturón negro bordado grosor especial: este cinturón lleva un interior en algodón de doble espesor con lo que cuesta más hacerse el nudo. Una vez lo has atado, las puntas tienden hacia arriba puesto que tiene más cuerpo. No recomendamos lavar los cinturones, pero podemos decir que hay clientes que los tienen un día a remojo para que pierdan la rigidez e incluso dejan el nudo hecho durante varios días para poder hacerse con el cinturón. En grosor especial podemos encontrar en Hajime cinturones de seda satín o algodón. Nosotros recomendamos para este grosor el tejido de algodón, a no ser que se tenga mucha experiencia y entonces la seda satín queda muy bonita, aunque hay karatekas a los que no les gusta porque se pasan la clase atándose el nudo ya que la seda tiende a resbalar y si encima es más grueso y el nudo no está perfectamente hecho, nos encontraremos ante una molestia. Este cinturón tiene también 11 costuras en el caso de Shureido y 8 en Kaiten; de ancho unos 4,6cm. En el caso de Shureido, en grosor especial, podemos elegir el ancho del cinturón siempre por encargo: 3.5, 4, 4.6 o 5cm. El cinturón que más demandan los clientes es el de 4.5cm que es el que está en stock regularmente.  

Qué bordar en tu cinturón de karate

Ahora vamos con lo que nos vamos a bordar y cómo lo vamos a hacer. En primer lugar, las tipografías japonesas que utilizan en Alemania o Japón para el bordado son diferentes. Los kanjis o katakana en Japón son más gruesos y redondeados, mientras que los bordados en Alemania tiene el trazo más delgado. 

Podemos encontrar varios tipos de bordado: 

  • Letras latinas mayúsculas: se borda una letra debajo de la otra. Se pueden añadir puntos o acentos. Por ejemplo: JOSÉ o JUAN V. 
  • Letras latinas cursiva “Script”: se borda de arriba hacia abajo, es decir, la última letra del texto es la que quedaría más cerca de la etiqueta. El texto aparece como tumbado porque se borda como la escritura de caligrafía, las letras enlazadas. Aquí también se admiten, acentos, iniciales y puntos.
  • Kanji: la escritura japonesa puede ser en kanji, katakana o hiragana. Los kanjis los utilizamos para expresar conceptos. Por lo que a veces, un mismo kanji puede representar varias cosas o, también, una misma palabra puede representarse en varios kanjis según su significado. Por ejemplo, imaginemos que quiero bordar el kanji de “camino”. Pero existen varios kanjis para esto: camino de Karate, camino de piedra, camino de la vida, ¿camino de qué, a qué se refiere? Por eso, cuando un cliente quiere bordar algo en kanji que no es un estilo de Karate, que eso está ya definido, Keiko, nuestra especialista japonesa, entra en contacto con el cliente para darle la mejor respuesta y la más precisa acorde a lo que quiere expresar el cliente. Esto es fundamental a la hora de bordar y plasmar lo que el cliente quiere recoger en su cinturón. 
  • Katakana: hablamos de escritura japonesa que traducimos fonéticamente. Es decir, son sonidos que vamos expresando en letras japonesas. Es la manera de traducir nuestros nombres propios en letras japonesas. Por ejemplo, escribir ROSA MARÍA en japonés. Por eso, al traducirse a través de sílabas, no podemos traducir al japonés letras sueltas como una inicial. En ese caso, recomendamos o bien eliminarla o bien pasarlo a letras latinas mayúsculas o bien desarrollar la inicial en el nombre completo. 

Aquí, además, tenemos que decidir lo que vamos a colocar en cada punta. Lo más común es bordar el estilo en la punta de la etiqueta y el nombre en la punta vacía. Pero es cierto que cada estilo, y cada karateka, tiene unas preferencias con lo que, a veces, suelen invertir esta tendencia y bordar el nombre en la punta de la etiqueta. Esto sucede cuando son nombres muy cortos y el estilo es muy largo. Otras veces, piden bordarlo más abajo para aprovechar más el espacio libre porque lo que van a bordar es muy largo; incluso, hay personas que no se bordan el nombre sino los valores del Karate, frases conocidas, varios nombres, etc… Cualquier cosa es posible en Hajime. 

Lo que tenemos que tener en cuenta, además, son varias cosas: 

  • Muchas veces, los clientes quieren bordar su nombre y su apellido, por ejemplo. Dependiendo del largo de cinturón y de lo extenso que sea su nombre, hay que tener en cuenta que debemos buscar otras soluciones. Por ejemplo, imaginemos que tenemos un cinturón de la talla 4 o 5 donde queremos bordar JUAN LUIS CONERCIAGA en letras latinas o en japonés. Va a ocupar como mínimo 20cm pero el espacio que tenemos desde la punta hasta el nudo es de 15cm, con lo que el bordado se nos va a meter en el nudo. Entonces, cuando vemos estos detalles, hablamos con el cliente para cerciorarnos de que tiene suficiente espacio y es alguien a quien le gusta el cinturón muy largo con lo que tiene espacio suficiente o bien aconsejamos otras opciones como bordar solo el nombre compuesto o un nombre y apellido, por ejemplo.

En cualquier caso, todo es supervisado hasta el más mínimo detalle por nuestro equipo de especialistas en bordados con personal japonés. Además, al ser una transcripción fonética, incluso en ocasiones trabajamos con archivos de audio para estar seguros de cómo se pronuncia y que se lo que se lea en el cinturón sea exactamente lo que el cliente quiere poner. La exactitud y el rigor en este tipo de cosas nos caracteriza.  

Colores y tipos de hilo del bordado

COLORES (HILO METÁLICO): ¿Y en qué color podría bordarme el cinturón? Bueno, pues la respuesta va a depender del gusto personal de cada uno. Antes, primaba el color por excelencia que es el clásico de Shureido amarillo anaranjado y siempre había algunos clientes que elegían en blanco o plateado, el rojo o el amarillo. Pero hoy en día, vienen cinturones bordados en todos los colores ya sea para un chico o una chica, para alguien más mayor o más joven. Desde la gama de los verdes, morados, azules o rosas. Todo es válido y todo queda precioso sobre el negro. 

Cuando se pide, por ejemplo un cinturón bordado de fábrica, se puede solicitar el hilo metálico. Hablamos de un hilo que no es exactamente de algodón sino que va recubierto con un revestimiento metálico dorado o plateado que lo hacen muy delicado. Es muy difícil bordar con este hilo y cualquier puntada imprecisa hace que tengan que desechar ese cinturón. 

Ese hilo es de la más alta calidad y los cinturones bordados con hilo metálico de oro y plata aconsejamos guardarlos en una caja de presentación o cuidarlos especialmente porque se trata de una fibra muy delicada que puede partirse por el roce del mismo en la bolsa de deporte mientras lo transportamos, etc. Este tipo de bordado en un cinturón Shureido negro grosor especial es el más demandado para regalos junto a la caja de regalo puesto que es un cinturón con una calidad inigualable hecho a mano en la isla de Okinawa. 

 

ETIQUETAS: Tal y como mostramos en las fotografías que acompañan a cada cinturón, vemos las etiquetas que podemos elegir y si la del estilo que practicamos se encuentra disponible. Cada marca tiene una serie de acuerdos con los Maestros que son la cabeza representante de ese mismo estilo. Así, por ejemplo, nos encontramos con que en la marca Shureido podemos elegir etiqueta de Wado Ryu, de Goju Ryu de la rama de Higaonna, Shito Kai, etc. Cuando pidamos cualquier cinturón o karategui Shureido podemos solicitar cambiar la etiqueta genérica de Shureido por la específica de nuestro estilo. 

 

Mientras que Kaiten nos ofrece la posibilidad de personalizar los cinturones y karateguis con la etiqueta propia de nuestro Club, Asociación o estilo. Son muchos clubes los que deciden tomar este camino puesto que le confiere una identidad propia, más de grupo, y los identifica con su organización. Todos los miembros del Club, al igual que se bordan el logotipo del club en el pecho, reciben el cinturón de grado con la etiqueta propia del club. Así, también el profesor le da un valor añadido a lo que entrega a cada alumno. 

 

Por último, llegamos a las barras de Dan. En este punto damos varias opciones: bordar la barra dando la vuelta al cinturón o sólo por la parte frontal. Además, el cliente puede solicitar un color diferente para las mismas como es algo frecuente en estilos como Kyokushinkai. 

 

Es conveniente recordar que, como especialistas en cinturones bordados, siempre te aconsejamos que te pongas en contacto con nosotros si tienes alguna petición especial o añadas al campo comentarios de la web cualquier cosa que te gustaría bordar porque todos los días recibimos peticiones de clientes que atendemos, escuchamos y trabajamos con ellos para conseguir que su cinturón bordado sea una pieza única que cumpla con todas sus expectativas y más allá. Hemos bordado muchas cosas diferentes y muy especiales para estilos o ramas de Artes Marciales como Kajukenbo y todos han quedado totalmente satisfechos.